The Time MX

Inicio México ¿Demasiado tarde? Expertos condenan el retraso de México para actuar ante COVID-19.

¿Demasiado tarde? Expertos condenan el retraso de México para actuar ante COVID-19.

por Staff The Time Mx

En México, apenas este 30 de marzo se anunciaron las medidas más estrictas contra el COVID-19, un mes después de que se reportara el primer caso en el país.

Algunos expertos advierten que el país, con 129 millones de habitantes, está actuando muy tarde y haciendo muy pocas pruebas para prevenir una crisis como la que se desenvuelve al otro lado de la frontera, en Estados Unidos. 

Hasta hace unos días, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, no dejaba de abrazar a sus seguidores y argumentar que sus estampas religiosas lo protegerían contra el virus.

La semana pasada, las autoridades mexicanas prohibieron las actividades no esenciales. El número de casos aumentaba, pero no fue hasta el lunes que se extendió la medida contra reuniones de más de 50 personas. Para el miércoles, México reporta mil 215 contagios y al menos 29 muertes por la enfermedad. 

Y los números… ¿cuadran? 

Los expertos aseguran que esas cifras están muy por debajo del real número de infecciones que hay en México. En el país, se han realizado alrededor de 10 mil pruebas. Mientras tanto, tan solo en el estado de Nueva York, foco actual de la pandemia, se realizaron más de 205 mil. 

Tres gobernadores mexicanos ya dieron positivo a las pruebas de COVID-19, lo que demuestra que la situación está escalando mucho más rápido de lo que parece. 

“La política está muy involucrada en la toma de decisiones”, comenta Janine Ramsey, experta en infectología del Instituto Nacional de Salud Pública en México. 

México actúa sin evidencia científica 

“Las autoridades políticas de México no le dan valor a la evidencia científica. ¿Por qué? Porque les quita el poder de decisión a los políticos”, dijo Ramsey. 

Janine Ramsey advierte que para los expertos en medicina las pruebas de COVID-19 son necesarias, ya que no se puede actuar con base en predicciones.

El gobierno mexicano continúa defendiendo sus políticas, argumentando que cuentan con un sistema de salud robusto que vigila la evolución de la pandemia. Advierte que su enfoque en este momento consiste en mantener a la gente en casa para evitar el aumento de contagios y no saturar los hospitales.

Ahora sí, “quédense en casa”

El subsecretario de salud de México, Hugo López-Gatell, apenas este 30 de marzo pidió a la población a no salir de sus casas, un mes después de que se reportara el primer caso en el país. “Es urgente, es nuestra última oportunidad”.

Aún así, el llamado del gobierno federal al aislamiento social continúa siendo una decisión al juicio de cada mexicano pues no se han planteado ningún tipo de sanciones o consecuencias para quien decida no hacerlo.

López Obrador se mantiene con una actitud relajada frente al público pese al incremento de la alarma emitida por expertos de salud, tanto mexicanos como internacionales. “El coronavirus no es una plaga”, declaró el presidente, quien se resiste a hacerse la prueba a pesar de haber tenido contacto con personas que han dado positivo con el COVID-19. 

Con información de AP 

Te recomendamos

Deja un comentario